TUTELA DE ADULTOS
Content available for other languages

Cuando un adulto es física o mentalmente incapaz de cuidarse a sí mismo, puede necesitar que el juez nombre a alguien más para que lo cuide. La tutela de adultos es un caso judicial en el que un juez nombra a una persona u organización responsable (llamado el "tutor") para que cuide a otro adulto (llamado el "pupilo") o para que administre sus propiedades o finanzas.

¿Qué es la tutela de adultos?

Haga clic en un tema para obtener mayor información:
¿Qué es la tutela de adultos?

La tutela de adultos es un caso judicial en el que un juez nombra a un adulto responsable (un "tutor") para que cuide a otro adulto (un "pupilo") o para que administre las propiedades y finanzas (patrimonio) del pupilo.

  • Una tutela de adultos para cuidar a un adulto, su alimentación, vestido, salud, condiciones de vida y otras necesidades personales, es una tutela de la persona.
  • Una tutela de adultos para administrar las finanzas, como pagar cuentas, cobrar ingresos, administrar sus propiedades y más, es una tutela del patrimonio.
  • El ser nombrado como tutor de la persona NO convierte automáticamente a esa persona en tutor del patrimonio. Si alguien quiere ser tutor de ambos, de la persona y del patrimonio, debe solicitarle al juez que lo nombre como ambos.

Un tutor puede estar relacionado al pupilo, como el cónyuge o concubino del adulto que necesita el cuidado, o también puede ser algún hijo, alguno de los padres u otro familiar. Si no es familiar, el tutor también puede ser alguna agencia gubernamental, organización sin fines de lucro u otra persona que apruebe el juez para que cuide al adulto.

Inicio

¿Quién puede ser tutor?

El juez considera lo que más le conviene al pupilo y las habilidades y capacidad del tutor propuesto para decidir quién debería ser nombrado como tutor. Si el pupilo propuesto ha designado a alguien y tiene la capacidad de expresar una preferencia, el juez generalmente nombra a esa persona como tutor, a menos que el nombramiento de esa persona designada NO sea lo que más le conviene al pupilo propuesto.

Si el pupilo propuesto no nombra o no puede nombrar a alguien, la ley tiene un orden de preferencia para determinar quién debería ser el tutor:

  • cónyuge o concubino
  • hijo adulto
  • alguno de los padres
  • hermanos
  • tutor público
  • cualquier otra persona aprobada por el Juez

Si alguien necesita un tutor pero no hay ningún familiar competente o amigo de la familia que pueda ser el tutor, existen algunas opciones:

  • Llame a la División de Servicios para Adultos y Personas Mayores del Sistema de Salud del Condado de San Mateo: 650-573-3900. Si consideran que es necesaria una tutela de adultos, remitirán el caso al Tutor Público. Cuentan con tutores personales experimentados y administradores de propiedades quienes pueden fungir como tutor.
  • Llame a la oficina del Investigador de la Corte al 650-261-5068 y pregunte sobre el nombramiento de un fiduciario profesional. Los fiduciarios profesionales cobran honorarios, pero el juez debe aprobar todos los honorarios pagados por la persona a la que se ayudará.
  • Otros lugares a los que puede llamar si está preocupado sobre alguna persona mayor que ya no pueda cuidarse a sí misma o que está siendo descuidada o maltratada (incluyendo el maltrato financiero):

Inicio

Tipos de casos de tutela de adultos

Existen 3 tipos de casos de tutela de adultos.

  • Tutela general - para adultos que no se pueden cuidar a sí mismos o tomar decisiones financieras como consecuencia de, por ejemplo, edad avanzada, demencia o lesiones físicas. Los pupilos a menudo son personas mayores pero también pueden ser personas más jóvenes que han sido afectadas gravemente, por ejemplo, en un accidente automovilístico.
  • Tutela limitada - tutela para adultos con discapacidades del desarrollo que no se pueden cuidar totalmente a sí mismos o a sus finanzas. Ya que las personas con discapacidades del desarrollo pueden hacer muchas cosas por su cuenta, no necesitan del alto nivel de cuidado o ayuda que brinda una tutela general. El juez le dará al tutor solo facultades limitadas para hacer cosas que el pupilo no pueda hacer sin ayuda. El objetivo de una tutela limitada es permitir que una persona mantenga tanta independencia como sea posible. Haga clic aquí para obtener mayor información sobre las tutelas limitadas.
  • Tutela Lanterman-Petris-Short (LPS) (Tutela por salud mental) - para adultos con enfermedades de salud mental graves que necesitan de cuidados especiales. Estas tutelas de adultos se usan para personas que generalmente necesitan de condiciones de vida muy restrictivas (como vivir en instalaciones restringidas) y que requieren de tratamiento exhaustivo de salud mental (como medicamentos muy potentes para controlar la conducta). Los pupilos bajo las tutelas LPS no pueden consentir o no estarán de acuerdo por sí solos con las condiciones de vida especiales o el tratamiento. Las tutelas LPS deben iniciarse por alguna agencia gubernamental local. Si usted considera que este tipo de ayuda es la que necesita alguien, contacte a la División de Servicios para Adultos y Personas Mayores del Condado de San Mateo para considerar si se debería nombrar al tutor público como tutor.

Inicio

Otras opciones, ¿necesita usted una tutela de adultos?

Antes de solicitarle al juez que nombre a un tutor, debe asegurarse de que una tutela de adultos es la mejor manera y la menos restrictiva para satisfacer las necesidades de la persona. Si existe otra manera, puede ser que el juez no apruebe su petición.

Puede ser que usted no necesite una tutela de adultos si la persona que necesita ayuda:

  • Puede cooperar con un plan para satisfacer sus necesidades básicas.
  • Tiene la capacidad y voluntad de firmar un poder legal en el que se nombre a alguien para que ayude con sus finanzas o decisiones de cuidados médicos.
  • Solo tiene ingresos de seguro social o asistencia pública cada mes y la Administración del Seguro Social puede nombrarlo a usted como Representante del Beneficiario. El Representante del Beneficiario es la persona a la que el beneficiario permite recibir los cheques del seguro social a su nombre y en representación del beneficiario.
  • Está casada o en un concubinato y el cónyuge o concubino puede manejar transacciones financieras. La propiedad debe ser propiedad comunitaria o en cuentas conjuntas.

Algunas alternativas a la tutela de adultos

Para decisiones médicas y de cuidado personal:

Para decisiones financieras:

  • Poder legal.
  • Un beneficiario sustituto para beneficios públicos (como beneficios de veteranos o beneficios de seguridad social).
  • Título conjunto en cuentas bancarias u otras propiedades.
  • Fideicomisos activos (también llamados fideicomisos "inter vivos").
  • Preparativos informales

Inicio

Obligaciones del tutor

Como tutor de la persona, usted tendrá que:

  • Organizar el cuidado y protección del pupilo.
  • Decidir dónde vivirá el pupilo.
  • Organizar para el pupilo lo siguiente:
    • atención médica;
    • comidas;
    • vestido;
    • cuidado personal;
    • tareas domésticas;
    • transporte;
    • recreación; y
    • bienestar.
  • Obtener la aprobación del juez para ciertas decisiones sobre la atención médica o condiciones de vida del pupilo.
    • Para solicitar al juez poderes médicos especiales, como para internar al pupilo en algún centro de atención a largo plazo o para darle medicamentos especiales, un doctor o psicólogo con licencia debe llenar la Declaración de Capacidad (GC-335) y el Trastorno Neurocognitivo Mayor Adjunto a la Declaración de Capacidad (GC-335A) como parte de su caso de tutela de adultos.
  • Informar al juez sobre la condición actual del pupilo.

Como tutor del patrimonio del pupilo, usted tendrá que:

  • administrar las finanzas del pupilo;
  • proteger los ingresos y propiedades del pupilo;
  • hacer una lista de todo lo que constituya el patrimonio;
  • hacer un plan para asegurarse que se satisfagan las necesidades del pupilo;
  • asegurarse que se paguen las cuentas del pupilo;
  • invertir responsablemente el dinero del pupilo en inversiones aprobadas;
  • asegurarse que el pupilo obtenga todos los beneficios para los que sea elegible;
  • asegurarse que se presenten y paguen puntualmente los impuestos del pupilo;
  • mantener registros financieros exactos; y
  • preparar con regularidad informes de las cuentas financieras para el juez y demás personas interesadas.

Tenga en cuenta que el pupilo todavía puede tener la facultad de otorgar un testamento. El juez puede dejar que usted otorgue un testamento:

  • si el pupilo está muy enfermo para otorgar un testamento o planes patrimoniales; o
  • si la tutela de adultos se estableció porque alguien estaba aprovechándose del pupilo o influenciándolo indebidamente.

El juez puede aprobar el uso del "Juicio Sustitutivo " por parte del tutor para otorgar un testamento, un fideicomiso, o ambos, para asegurarse que el pupilo tenga un plan patrimonial y/o sucesorio. El juez también puede dejar que usted use este poder para modificar o revocar un fideicomiso, hacer regalos, cambiar pólizas de seguros o anualidades y firmar contratos para el pupilo.

Usted o cualquier otra persona interesada, como algún miembro familiar, pueden pedir al juez que solicite el Juicio Sustitutivo. Esto puede ser muy complicado, por lo que es mejor hablar con un abogado.

Lea el Manual para Tutores para obtener mayor información sobre las obligaciones y responsabilidades de un tutor.

Inicio

Cómo convertirse en tutor
Tutelas limitadas
Obtenga ayuda y más información

¿Qué es la tutela de adultos?

Self-Prep and File

Haga clic aquí para usar un programa de computadora que le puede ayudar a llenar todos los formularios para la tutela limitada tras contestar a preguntas simples.

Inicio

Importance icon Visite la página web del Departamento de Procesos Testamentarios para encontrar información de casos, fallos tentativos, información del Programa ADR y más.